Miedo De Comer Sola Durante El Viaje

Comer solo mientras viajas: 20 consejos para vencer tus miedos a cenar solo

¬ŅTe asusta la idea de comer solo en un restaurante? ¬°No est√°s solo!

Yo, como tantos otros viajeros en solitario, he sufrido miedo a cenar sola en mis viajes. O incluso en casa.

Me preocupaba que todos me juzgaran por sentarme sola. O que no sería capaz de terminar la comida porque me temblaban las manos por la ansiedad. O que un camarero se burlara abiertamente de mí.

Ser√© sincero, esto √ļltimo era pura solomangarefobia: el miedo a comer solo en p√ļblico.

Mi ansiedad, mi trastorno alimentario y mi miedo a ser juzgada se unieron para hacer imposible que comiera sola.

Pero yo venc√≠ ese miedo. ¬°Y t√ļ tambi√©n puedes!

Solomangarefobia

En esta guía, te llevaré a través de todos los consejos y trucos que recomiendo para ayudarte a superar tu miedo a comer solo mientras viajas.

También te proporcionaré un marco práctico que puedes utilizar para pasar de cenar sola aterrorizada a cenar sola con confianza.

Sigue leyendo para descubrir los mejores consejos y trucos que he utilizado para vencer mi miedo a comer sola, ¡y así poder comer en cualquier sitio cuando viajo sola!

¬°El miedo a comer solo es algo real!

Comer solo es un miedo que comparten muchas personas.

De hecho, la mayoría de la gente me dice que comer solo es una gran preocupación para ellos cuando viajan solos.

Miedo Comer Solo

Muchos me han llamado valiente por hacerlo, lo que me demuestra lo asustados que est√°n de cenar solos.

S√© lo que est√°s pensando: el miedo a volar y el miedo a la oscuridad dan mucho m√°s miedo que el miedo a comer solo, ¬Ņverdad?

Pues bien, el miedo a comer solo es en realidad una fobia que muchas personas temen m√°s que cualquier otra cosa.

Es algo a lo que tienes que enfrentarte constantemente, incluso cuando est√°s cenando con otras personas y corren al ba√Īo un momento.

De hecho, existe incluso un término para el miedo: solomangarefobia.

¬ŅQu√© es la salomangarefobia?

La solomangarefobia es el miedo a comer solo en p√ļblico.

El miedo no se refiere específicamente a comer, a comer en restaurantes o a sentirse solo mientras comes.

Este miedo a comer solo en p√ļblico proviene del miedo a ser juzgado, del miedo a no poder terminar la comida debido a tu ansiedad, o del miedo a lo que los dem√°s puedan pensar de ti.

Es un miedo que comparte mucha gente, y puede ser paralizante para quienes lo padecen.

¬°No te olvides de meter en la maleta lo esencial!

¡Pero es vencible! Como todos los miedos, puedes enfrentarte a él y vencer el poder que ejerce sobre ti.

¬ŅDe d√≥nde puede venir este miedo?

Comer solo tiene muchas connotaciones negativas en la sociedad.

Piensa en tu infancia. Probablemente tuviste que sentarte en un comedor en alg√ļn momento.

Era aterrador sentarse solo en una mesa sin gente a tu alrededor.

Vencer Miedo Comer Publico

De hecho, la TV nos decía que éramos raros, solitarios o perdedores si no teníamos gente con quien sentarnos a comer.

Siempre pienso en esa escena de Mean Girls en la que Lindsey Lohan se come el almuerzo en el ba√Īo en lugar de sentarse sola en la cafeter√≠a.

Este miedo a ser visto como un perdedor, a no tener amigos o a ser rechazado por los dem√°s contin√ļa m√°s adelante en la vida.

Lo llevamos a nuestra edad adulta al temer comer solos en un restaurante, donde nos preguntamos si los dem√°s nos juzgan por cenar solos.

En los programas de TV y en las películas, los personajes que comen solos son vistos con lástima.

A menudo les han dejado plantados en una cita, no tienen amigos o les ha pasado algo que les ha llevado a comer solos.

Así que interiorizamos esta idea y nos preocupa que los demás piensen que nos han dejado plantados de alguna manera si cenamos solos.

Trastorno Alimentario

La preocupaci√≥n crece hasta convertirse en un verdadero miedo, hasta convertirse en una fobia leg√≠tima que podr√≠a impedirte vivir tus sue√Īos de viaje en solitario impidi√©ndote comer solo en un restaurante.

Signos de Solomangarefobia

Si padeces solomangarefobia, puedes experimentar algunos o todos los síntomas siguientes:

  • Evitar comer en sitios que realmente quieres porque no hay nadie disponible para acompa√Īarte
  • Manos temblorosas cuando intentas cenar solo
  • Cuando tengas que comer solo en un restaurante o cafeter√≠a, hazlo lo m√°s r√°pido posible.
  • Tartamudear o esforzarte para que te salgan las palabras cuando hablas con el servidor
  • Saltarse comidas s√≥lo para evitar comer solo en un restaurante

Comer solo con un trastorno alimentario

Mi miedo a comer sola provenía de la ansiedad por lo que los demás pensaran de mí, pero también se veía afectado por mis desórdenes alimentarios.

Cuando era más joven, tenía muchos problemas con la comida. No estoy segura de si fue antes o después de mis problemas de imagen corporal, pero puede que fueran de la mano.

Ansiedad Comer

Me costaba comer delante de cualquiera. Incluso contaba mis bocados y los de los que me rodeaban para asegurarme de que nadie viera que comía demasiado deprisa.

Por eso, era hiperconsciente de mis hábitos alimentarios en todo momento, y suponía que los demás también lo eran.

A medida que crecía, mis problemas de imagen corporal empeoraron y empecé a darme atracones.

Para los que no lo sepan, un atracón es cuando alguien come mucha cantidad de comida en poco tiempo y a menudo se siente fuera de control mientras come.

Luego se castigan restringiendo la comida para “compensar”. O hacen demasiado ejercicio para “merecer comer”.

La comida se convirtió en un gran problema para mí durante este periodo.

Por desgracia, también fue la época en que empecé a viajar en solitario.

Como la mayoría de la gente no era consciente de mi trastorno alimentario, era fácil dejarlo florecer mientras estaba en vacaciones sola. Evitaba comer delante de nadie y luego me daba atracones terribles a solas en mi habitación.

Por eso me perdí tantos restaurantes increíbles y comidas deliciosas.

También pongo en peligro mi salud.

Cuando tuve que compartir habitación en un viaje a Grecia, casi me desmayo en el carrusel de equipajes de Toronto al volver a casa porque llevaba más de una semana sin comer bien.

Comparto esto porque quiero que quede claro que el miedo a comer solo no se debe sólo a comer en un restaurante. Nace de muchos otros miedos que tenemos.

Como mujeres, puede ser especialmente difícil, ya que estamos socializadas para preocuparnos más por lo que comemos.

Por eso quiero ayudar a viajeras-solo a superar este miedo para que puedas conquistar el mundo, ¬°restaurante a restaurante!

Me aterrorizaba comer sola, sobre todo cuando viajaba sola

Al crecer, tenía tanto miedo a los restaurantes que hice que mis padres encargaran comida para mí hasta bien entrada la adolescencia.

Mirándome ahora, cenando sola por el mundo sin preocuparme de nada, te sorprendería que fuera la misma persona.

Senal Estas Buscando

En uno de mis primeros viajes en solitario (en el que no particip√© en una excursi√≥n en grupo), fui a √Āmsterdam. Estuve 3 d√≠as sola, as√≠ que tuve que hacer frente a varias comidas all√≠.

Recuerdo que enviaba mensajes de texto a mi madre y a mi terapeuta cada vez que necesitaba saber dónde comer.

Dos de las tres noches, acab√© de vuelta en mi hotel comiendo algo del bar del vest√≠bulo porque me hab√≠a provocado un ataque de p√°nico intentando averiguar c√≥mo comer sola en un restaurante del centro de √Āmsterdam.

¡Me perdí tantas delicias holandesas! En vez de eso, me dieron una pizza y una ensalada.

La noche que comí fuera, fui a un restaurante de una cadena británica que tiene mesas comunales. Fui muy temprano, así que no había casi nadie, y comí algo que podría haber comido en casa (entonces vivía en Escocia).

Cuando volví a casa de aquel viaje, estaba muy enfadada porque mi miedo me había controlado. Me sentí débil y derrotada, como si nunca fuera capaz de salir a cenar a mi aire.

Fue entonces cuando decidí superar este miedo.

No ocurri√≥ de la noche a la ma√Īana. Pero conquist√© mi miedo a comer sola mientras viajaba.

Cómo vencí mis miedos a cenar sola

Vencer mi miedo a comer sola me llevó tiempo.

No Estas Sola

No voy a mentir y decir que ocurri√≥ de la noche a la ma√Īana, porque no fue as√≠.

Conquisté mis miedos mediante una mezcla de terapia de conversación, exposición y necesidad.

La terapia hablada se utilizó para tratar mi ansiedad generalizada y mis trastornos alimentarios. Dio la casualidad de que mis miedos a comer sola en un restaurante iban de la mano de aquellos.

La mayoría de la gente no necesita un terapeuta que le ayude a ganar confianza para salir a comer sola.

La terapia de exposición fue algo que ideé por mi cuenta.

Decidí que tenía que mejorar haciendo cosas que me daban miedo. Comer sola me pareció la tarea perfecta.

Despu√©s de a√Īos sin comer donde quer√≠a porque mis amigos ten√≠an un presupuesto limitado o no les gustaba el marisco (lo cual deber√≠a ser un pecado si vives en Halifax), quer√≠a ir a los sitios donde quer√≠a comer.

En primer lugar, me sentí cómoda estando sola.

Me tomaba tiempo para meditar, practicar la marcha consciente y hacer yoga para poder soportar sentarme a solas con mis pensamientos.

Después, empecé con otras comidas.

Yo desayunaría solo: suele haber MUCHAS personas desayunando solas dondequiera que vayas.

Finalmente, pasé a la comida.

Una vez que me sentí lo suficientemente segura, me reté a ir a cenar sola con más frecuencia.

Con lo a menudo que viajo sola, se convirtió en una vez al mes que salía a cenar sola, como mínimo.

Empecé a llevar auriculares durante las comidas. También tenía un libro a mano y algunas fuentes de entretenimiento de reserva, como aplicaciones en mi teléfono o gente a la que enviar mensajes de texto.

Pero pronto no los necesité.

De hecho, se volvieron m√°s molestos que √ļtiles cuando mis auriculares se enredaban mientras com√≠a (en la √©poca anterior a los Airpods).

Empecé a perder las muletas.

Y antes de que me diera cuenta, estaba declarando con orgullo “¬°mesa para uno!” en puestos de azafatas de todo el mundo.

20 consejos para vencer el miedo a comer solo cuando viajas

1. Come en el bar

Cenar en la barra de un restaurante puede hacer que comer solo sea mucho más fácil. No estás frente a una silla vacía ni mirando al resto del restaurante.

También es un buen lugar para un ambiente más informal.

Y el camarero suele estar encantado de charlar con cualquiera que se siente cerca.

2. Lleva cosas para entretenerte/distraerte

Si te sientes cohibido, leer o desplazarte por el teléfono puede ayudarte a pasar el tiempo y a no centrarte en que estás solo.

Leer Restaurante

Algunas personas prefieren un libro, un podcast, un programa descargado en su teléfono o un puzzle.

Haz lo que necesites para distraerte.

Puede que sólo necesites el entretenimiento hasta que llegue la comida. O puede que sólo lo tengas encima de la mesa para saber que está ahí.

3. Observación de personas

Personalmente, no me gusta mirar a la gente. Me angustia que se den cuenta de que estoy mirando.

Pero si no estás plagado de ansiedad social constante, ¡ésta puede ayudarte!

Observar a otros comensales puede darte algunas ideas de cosas que pedir o simplemente ayudarte a pasar el tiempo.

Puedes convertirlo en un juego e intentar averiguar las historias de la gente. O asigna las tuyas propias.

Algunas personas incluso crean una lista mental de bingo de comensales a los que prestar atención, para tener un juego al que jugar mientras observan a la gente.

4. Evita las horas punta para comer

Estar solo durante una hora punta en un restaurante no es lo ideal.

Organiza estratégicamente tus aventuras gastronómicas en solitario.

He descubierto que cenar temprano es más fácil que hacerlo más tarde. Ir directamente a la mesa también significa que no tendrás que esperar tanto.

A veces, los restaurantes tampoco est√°n tan contentos de tener comensales solos durante las horas punta. Esto puede dar lugar a peores mesas. Quieren reservar los mejores sitios para varios clientes de pago.

De todos modos, como temprano, ya que me acuesto bastante pronto. Así que suelo ir a cenar hacia las 5 de la tarde.

Con los restaurantes más vacíos, también podrás tomarte tu tiempo para comer, sentirte un poco menos estresado por las miradas sobre ti y charlar con tu camarero.

5. Empieza a asumir lo mejor

La ansiedad nos lleva a pensar siempre en el peor resultado posible.

He tenido legítimamente miedo de que se rieran de mí en un restaurante por comer sola durante un viaje.

Alerta de spoiler: ¬°eso nunca ha ocurrido! ¬°Y nunca ocurrir√°! La gente no es cruel como en una pesadilla en la vida real.

En lugar de eso, intenta imaginarte que la noche va bien. Antes de salir, crea una imagen en tu mente de todas las cosas que pueden salir bien.

Reformular tu forma de pensar hace que sea mucho m√°s f√°cil salir por la puerta y entrar en el restaurante.

Al principio, tendr√°s que hacerlo por pasos. Mientras comes, piensa en lo siguiente que va a ocurrir y asume lo mejor.

¬°Pronto te habr√°s reeducado para asumir siempre lo mejor!

Cuando las cosas vayan mal, no se sentir√°n como una se√Īal de que todo va a ir a peor. Son s√≥lo un desliz, ya que la mayor parte de la experiencia s√≠ sali√≥ seg√ļn lo previsto.

6. Practica antes de viajar

Si temes comer solo, es muy probable que también lo temas en casa.

Un poco de pr√°ctica puede facilitar las cosas para cuando llegue el momento de la verdad.

Empecé a comer fuera de casa para acostumbrarme a la sensación.

Cada vez me resultaba más fácil cuanto más lo hacía.

Como viajar ya es muy estresante (¬°en el buen sentido!), no quieres la presi√≥n a√Īadida de tener que vencer tu miedo a comer solo en el extranjero.

Quieres que sea lo m√°s f√°cil posible antes de llegar a ese punto.

7. Act√ļa con confianza

Aunque no te sientas seguro de ti mismo, act√ļa como si lo estuvieras.

Finge hasta que lo consigas, ¬Ņverdad?

Encorvarte en la silla y mirar el plato sólo hará que te sientas más incómodo y fuera de lugar.

Siéntate erguido, establece contacto visual con tu camarero y pide con seguridad. Incluso cuando pidas mesa para uno, ¡dilo con orgullo!

Es como si sonreír te hiciera sentir mejor. ¡Actuar con confianza puede hacer que te sientas más seguro de ti mismo!

8. Vuelve a lugares en los que te sientas cómodo

Cuando viajas, todo est√° fuera de tu zona de confort. Por eso, a veces, est√° bien hacer algo que parece esperado.

Puede ser ir a una cadena de restaurantes que tengas en casa. O volver a un restaurante en el que ya hayas comido.

¡Nadie te juzgará por dónde comas! Todo depende de ti.

He vuelto literalmente al mismo restaurante varias veces en una semana cuando estoy de viaje y he disfrutado mucho de la comida. Se convirtió en un lugar seguro, por lo que era más fácil cenar sola. Además, tenía cosas increíbles que siempre quería probar. Así que todos salimos ganando.

9. Ten algo para guardar tu asiento

No quieres que alguien se lleve tu mesa mientras est√°s en el ba√Īo o que tu camarero piense que te has ido. Pero es mala idea dejar todas tus pertenencias all√≠ sin vigilancia.

En invierno, este consejo es mucho m√°s f√°cil, ya que tienes todo tu equipo que puedes dejar en tu silla.

Pero en verano, es más difícil tener cosas que dejar atrás.

Suelo llevar un pa√Īuelo o una pashmina que pueda guardarse f√°cilmente en el bolso. Luego la dejo colgada en el respaldo de la silla cuando voy al ba√Īo.

O dejo las gafas de sol (antes de que me las pusieran graduadas) sobre la mesa para indicar que sigo comiendo.

10. Tómate una copa para calmar los nervios

Comer solo puede ser bastante desalentador, ¬°as√≠ que tomar algo antes puede ser realmente √ļtil!

También es agradable disfrutar realmente del cóctel en lugar de tragártelo en cinco minutos.

Ya no bebo, pero cuando lo hacía, utilizaba a menudo este consejo.

Tomar un vaso de vino o una cerveza puede ser algo con lo que jugar nerviosamente mientras esperas la comida. También puede ayudarte a calmar los nervios.

Ahora sólo bebo ansiosos sorbos de agua, lo que también funciona, pero hace que tengas que orinar más.

11. Investiga

Prefiero echar un vistazo a un restaurante antes de comer en él, sobre todo cuando tenía fobia a comer sola.

Conocer el men√ļ, la disposici√≥n, las horas punta para comer y c√≥mo llegar/volver puede ayudarte a sentirte preparado.

A veces también pedía recomendaciones a otros viajeros o al personal de mi alojamiento. Entonces sabes que es un lugar que acepta viajeros en solitario.

En √ļltima instancia, nunca lo sabr√°s todo. Pero puede ayudarte a sentirte m√°s en control cuando tu cerebro est√© en una espiral de ansiedad.

12. Chatea con tu servidor

A veces necesitas charlar. No importa lo introvertido o ansioso que seas; hablar con la gente puede ayudarte a sentirte tranquilo en lugares concurridos.

Me encanta pedir a mi camarero recomendaciones del men√ļ, aunque ya sepa lo que quiero. O le pido consejos locales.

Conseguir√°s socializar y puede que descubras algo inesperado que enriquecer√° tu viaje.

Sé respetuoso: si el restaurante está muy concurrido, no molestes al camarero. Tienen que hacer su trabajo.

Pero si est√° tranquilo, no dudes en intentar iniciar una charla.

13. Recuerda: La gente está centrada en sí misma

Recuerda que probablemente todo el mundo en el restaurante esté centrado en sí mismo. Nadie te presta atención a ti ni a tu comida.

A menos que hagas mucho ruido, la gente no se fijar√° en ti.

¬°Lo cual puede ser √ļtil para los que padecemos ansiedad!

Somos tan hiperconscientes de nosotros mismos y de todo lo que hacemos, que olvidamos que los demás no nos están haciendo lo mismo. ¡Se lo están haciendo a sí mismos!

Puede ayudarte decirte a ti mismo que hoy sólo eres una de las mil personas que están en las esquinas de su vida. Probablemente ni siquiera se acordarán de ti cuando paguen su cheque.

Entonces, ¬Ņpor qu√© deber√≠as preocuparte por ellos o por su percepci√≥n de ti?

14. Ponte lo que quieras

He visto muchos consejos a lo largo de los a√Īos de llevar algo elegante o ir superc√≥modo.

Creo que realmente depende de tus preferencias. ¡Así que ponte lo que quieras!

A veces, vestirte bien puede hacerte sentir que tienes m√°s ojos encima. Otras veces, puede hacerte sentir m√°s poderosa.

Disfrazarse puede hacer lo mismo con las personas.

Así que vístete de la forma que te haga sentir más segura.

15. Tr√°tate a ti mismo

Este es mi truco favorito para cenar en solitario: ¬°date un capricho!

Cenar solo es duro, así que te mereces una recompensa por enfrentarte a tus miedos.

Tu capricho puede ser una comida m√°s agradable, un postre, tal vez una actividad que quieras hacer o ese abrigo nuevo al que le has echado el ojo.

Sea lo que sea, ¬°ten en mente un capricho que te ayude a superar tus miedos y a conquistar ese restaurante!

16. Establece peque√Īos objetivos

No te propongas comer solo en un restaurante Michelin sin ning√ļn apoyo en tu primer intento. Eso es demasiado dif√≠cil, incluso para algunos comensales solitarios experimentados.

En lugar de eso, deber√°s fijarte peque√Īos objetivos para poder crecer.

Empieza por tomarte el café en la cafetería en vez de llevártelo para llevar. Luego pasa a las comidas. Tal vez sólo pruebes aperitivos antes de ir a por un plato principal en la cena.

Tener peque√Īos objetivos te permite marcarlos y sentir que progresas, ¬°as√≠ puedes ser m√°s positivo con tu trabajo!

17. En los mercados es m√°s f√°cil comer solo

Los mercados son mucho m√°s f√°ciles de afrontar en solitario que un restaurante.

No hay tantas pautas estructuradas en los mercados, y la gente suele comer sobre la marcha.

He cenado sola en muchos mercados de todo el mundo. Desde los mercados de buhoneros de Singapur hasta el mercado de San Lorenzo de Toronto, he conseguido sentirme m√°s c√≥moda comiendo en p√ļblico y sentada sola.

¬°Pru√©balo t√ļ mismo!

18. Practica la alimentación consciente

La alimentación consciente es una práctica en la que te centras en la comida.

Puedes hacerlo en el grado que prefieras. Algunas personas se centran en cada bocado y en cu√°nto mastican.

Otros simplemente saborean el sabor.

Utilizo la atención plena cuando ceno sola para ayudarme a salir de ese espacio negativo. A veces practico la atención plena siendo más consciente de lo que me rodea. Pero en este caso, me parece mejor centrarme en mi plato.

Me ayuda a apreciar más la comida, a seguir respirando con normalidad y a desviar mi atención de los demás que me rodean.

19. Haz una reserva

Decir “¬°mesa para uno!” puede ser lo m√°s dif√≠cil de comer solo en un restaurante. Ev√≠talo reservando mesa con antelaci√≥n.

Es a√ļn mejor si tienen un sistema de reserva automatizado, ¬°as√≠ nunca tendr√°s que decir cu√°ntos son en tu fiesta!

20. Únete a un tour gastronómico

Si comer solo te parece algo que nunca conseguir√°s, pero aun as√≠ quieres comer fuera mientras viajas, ¬°√ļnete a una ruta gastron√≥mica!

Me encantan las rutas gastronómicas. Me permiten probar todo tipo de platos locales sin necesidad de pedir platos completos de todo para mí.

Tambi√©n te ense√Īan la historia local de una forma realmente √ļnica.

Las rutas gastronómicas existen literalmente en todas partes. Así que, ¡seguro que puedes encontrarlos!

Si no puedes permitirte una excursión gastronómica, intenta encontrar albergues con comedores comunes. Y pregunta si ofrecen cenas de grupo en las que puedas salir con otras personas.

¬ŅDe verdad me juzgan por cenar solo en un restaurante?

Respuesta corta: ¬°no!

Cuando sales a cenar solo, es probable que te preocupe si la gente de tu alrededor te est√° juzgando.

¬ŅPuedo ser sincero?

La gente no piensa en ti tanto como t√ļ crees.

Suena duro, pero en realidad es muy liberador. Una vez que te das cuenta de que la gente está más preocupada por sí misma que por ti, ¡entonces puedes disfrutar viviendo tu vida como quieras!

Piensa en las veces que has salido con amigos.

¬ŅTe pasas toda la comida mirando a los dem√°s y juzg√°ndolos?

¬°No!

Puede que tengas un pensamiento pasajero o dos sobre la gente que te rodea. O tal vez juegues a observar a la gente.

Pero no est√°s ridiculizando activamente a la gente que te rodea.

Est√°s centrado en tu comida, en comer con tus amigos y en tus propios comportamientos.

Lo mismo ocurre con otros comensales.

Para ser sincero, si se est√°n dando cuenta de que est√°s solo, probablemente est√©n pensando: “Ojal√° pudiera hacer eso”.

Pasos pr√°cticos para deshacerte del miedo a comer solo

Paso 1: Empieza poco a poco

Empieza por sentirte cómodo pidiendo cosas solo en restaurantes de comida para llevar.

Esto parece muy peque√Īo, pero marca la diferencia.

Paso 2: Desafíate a estar solo

Nunca te sentirás cómodo comiendo solo hasta que te sientas cómodo contigo mismo.

T√≥mate tiempo para estar solo, sin las distracciones de la televisi√≥n o la m√ļsica.

Practica la atención plena. Da un paseo consciente. Medita. Haz yoga. Haz footing. O incluso de excursión.

Busca un espacio en el que estés a solas con tus pensamientos durante unos minutos, y trabaja para aumentar el tiempo en que te sientas cómodo haciéndolo.

Paso 3: Empieza con otra comida

El desayuno y la comida son mucho m√°s f√°ciles que la cena.

Comer solo en el desayuno es bastante normal. La mayoría de los restaurantes tienen mesas para uno.

Incluso puedes empezar en una cafetería, si te resulta más fácil.

Con el tiempo, crece hasta el almuerzo.

Entonces prueba a cenar temprano.

Paso 4: Ve una vez al mes

Me gustan los retos. As√≠ que vamos a proponerte un reto: durante un a√Īo, ve a cenar solo una vez al mes.

Si te resulta f√°cil, empieza a ir una vez a la semana.

No eches a perder tu presupuesto, pero encuentra formas de hacer que comer fuera solo te parezca bien.

Paso 5: Empieza a perder muletas

Cuando te sientas cómodo, empieza a quitarte las muletas.

Guarda el libro. No lleves auriculares. Pon tu teléfono en modo avión.

Si nunca te sientes lo suficientemente cómodo como para quitarte las muletas, ¡también está bien!

Ventajas de comer solo

ME ENCANTA comer sola. Es una de mis cosas favoritas, porque es muy liberador.

Me siento fortalecida cuando hago cosas como √©sta que mucha gente considera “valientes”. Me digo: “S√≠, soy valiente. Soy una valiente”.

Estas son mis principales ventajas de comer solo:

  • Puedes pedir lo que quieras
  • Nadie miente diciendo que “no tiene hambre” y luego se come la mitad de tus patatas fritas o de tu postre
  • No intentes mantener una conversaci√≥n mientras se enfr√≠a tu comida
  • No tienes que preocuparte de que alguien hable con la boca llena
  • Vete cuando quieras
  • Sin momentos inc√≥modos al pagar la factura
  • Es m√°s f√°cil conseguir una mesa con un grupo m√°s peque√Īo
  • Sin presi√≥n para beber, si no quieres o no te gusta
  • Come donde quieras
  • Puedes leer mientras comes (algo que nunca te permitieron mientras crec√≠a como rat√≥n de biblioteca)
  • Puedes escribir mientras comes sin parecer un maleducado
  • Ve a tu ritmo
  • Ponte lo que quieras

Desventajas de comer solo

Llevo tanto tiempo comiendo sola en los restaurantes que, de hecho, ahora considero que comer con otras personas es la opción menos deseable.

Pero en aras de la imparcialidad, se√Īalar√© algunos contras de cenar en solitario: puede que te ayuden a evitar convertirte en el monstruo introvertido en el que me estoy convirtiendo r√°pidamente (¬Ņpuedes ser un ermita√Īo si viajas mucho, pero muy solo?).

  • No hay nadie con quien compartir los platos, as√≠ que no puedes probar m√°s del men√ļ
  • No hay nadie con quien hablar mientras esperas antes y despu√©s de la comida, lo que resulta especialmente necesario en Europa, donde las esperas pueden durar una hora o m√°s.
  • Ir al ba√Īo parece una ruleta rusa. ¬ŅPensar√° tu camarero que te has ido? ¬ŅTe llevas tus cosas? Soluci√≥n: Pregunta d√≥nde est√°n los ba√Īos, aunque est√© despejado, para que sepan que volver√°s. Ll√©vate el bolso, pero deja el abrigo.
  • Algunos restaurantes te obligan a sentarte en zonas peores si cenas solo (de las que puedes pedir que te cambien de sitio)
  • A veces los restaurantes no permiten reservar para uno, especialmente en horas punta
  • Si bebes, no puedes compartir una botella con alguien. As√≠ que puedes acabar pagando m√°s por las copas de vino

Reflexiones finales: Vence tu miedo a comer solo mientras viajas

Si te da miedo comer solo en un restaurante o temes la incomodidad que puede suponer cenar solo, no temas.

Los pros superan con creces a los contras cuando se trata de comer solo en restaurantes.

Podr√°s explorar tus opciones de comida sin juzgarte y disfrutar m√°s de tu comida porque no hay nadie que te distraiga de comer.

Desafíate a probarlo: ve una vez al mes, o incluso una vez a la semana si te sientes atrevido.

Puede que descubras que comer solo es una de las mejores cosas que puedes hacer por tu experiencia de viaje.

¬ŅHas probado a comer solo en un restaurante? ¬ŅQu√© tal te ha ido? ¬°Cu√©ntamelo en los comentarios!

Unete Facebook

Haz preguntas, ense√Īa fotos, chatea y divi√©rtete con nosotros en Facebook.

Obten acceso

Unete Facebook

Haz preguntas, ense√Īa fotos, chatea y divi√©rtete con nosotros en Facebook.

Obten acceso