Porque Extrano Vivir En Londres

5 razones por las que echo de menos vivir en Londres

A partir de 2008, viv√≠ en Londres unos 3 a√Īos.

Estudiar y trabajar all√≠ a mediados de mis 20 a√Īos me proporcion√≥ algunos de los mejores y m√°s divertidos recuerdos de mi vida. Rica en teatro, arte, exploraci√≥n y √©xtasis, me encant√≥ la versatilidad de la ciudad, as√≠ como su car√°cter salvaje.

Me encantó su multiculturalismo, así como su profundidad.

A veces bajaba por la carretera hasta Greenwich Park y me maravillaba ante su Palacio Real, la línea del tiempo del mundo bisecando el mismo lugar donde me encontraba.

Otras veces, paseaba por la calle principal de mi localidad y regateaba con los vendedores del mercado por boniatos y aguacates: una maravillosa sensación del mundo de los viajes en casa.

Rodeada de amigos, embriagada por la acogedora sensación de oportunidad y libertad de Londres, experimenté tantas cosas en la ciudad que todavía hoy me hacen reír y sonreír.

Pero entonces Centroamérica me llamó y dejé Londres para vivir aventuras de otro tipo, más remotas, más cálidas, ¡más latinas!

Siempre he sostenido que has dejado un lugar en el momento adecuado si no lo odias cuando te has ido, pero no lo echas de menos cuando te has ido.

Desde que me fui, he vuelto a visitar Londres en numerosas ocasiones y siempre disfruto del reencuentro con los amigos y del paseo por el carril de los recuerdos que el tiempo allí me proporciona.

Al haber formado parte de su comunidad de gran alcance, una sensación de comodidad y familiaridad impregna mi estancia allí.

Y a pesar de haber elegido un estilo de vida menos profesional y más playero, sigo sintiéndome increíblemente entusiasmada por la emoción de estar en una de las metrópolis más importantes del mundo.

Pero no lo echo de menos, o al menos no lo hac√≠a hasta mi √ļltima visita all√≠ la semana pasada.

Sí, por primera vez desde que me mudé de Londres, he vuelto a pensar en vivir allí.

Pero, ¬Ņpor qu√© esta viajera descalza y amante de la naturaleza de repente est√° pidiendo a gritos la gran ciudad? Me puse a pensar y se me ocurrieron √©stas, las principales razones por las que echo de menos vivir en Londres.

#1 Teatro

Tras cursar un máster en Arte Dramático Aplicado en la Universidad de Londres, ver, explorar, debatir, escenificar y analizar el teatro fue una parte muy importante de mi vida allí.

Trabaj√© como aut√≥noma para compa√Ī√≠as de teatro, organizaciones y edificios, por lo que estaba rodeada de ello todo el d√≠a.

Participar en la escena art√≠stica londinense no se parece a ning√ļn otro lugar y yo me deleitaba en la posibilidad de ir a ver o participar en algunas representaciones cada semana si quer√≠a.

Desde eventos callejeros gratuitos hasta producciones de talla mundial en el Barbican, el teatro en Londres era tan accesible, tan diverso y tan emocionante.

La posibilidad de ver artistas de vanguardia, gente sobre la que hab√≠a le√≠do en la universidad, gente a la que hab√≠a so√Īado ver, es una de las cosas de Londres con la que pocos lugares pueden competir.

Ning√ļn lugar en el que haya vivido o visitado desde entonces se ha acercado siquiera a sus ofertas y ahora, tras 5 a√Īos fuera, empiezo a echar profundamente de menos vivir en Londres y formar parte de su colectivo creativo.

#2 Información y Cambio

Lo mismo ocurre con las exposiciones, charlas, actos y talleres, que en Londres abarcan todos los temas y √°ngulos posibles.

Con tantas cosas gratuitas en la ciudad, desde exposiciones oficiales por encargo nacional en la British Library, hasta peque√Īas exploraciones de base sobre las comunidades de la di√°spora en almacenes art√≠sticos, la oportunidad de aprender en Londres est√° en todas partes.

Cuando vivía allí, me encantaba el hecho de que cualquier día de la semana podía tropezarme con algo nuevo que experimentar, sobre lo que leer y descubrir.

Y que cualquier día de la semana, esto podría ser algo alternativo, escrito desde una voz que nunca había oído, una posición que nunca había habitado.

Con la diversidad, el desarrollo y el cambio en su centro, Londres te brinda la oportunidad de crecer y expandirte también, de asumir nueva información, nuevas ideas, nuevas imágenes y de desafiar a las antiguas al mismo tiempo.

Una de las razones por las que echo de menos vivir en Londres es la forma en que la ciudad te hace sentir como si estuvieras al frente, en el precipicio, empujando los límites del descubrimiento y el cambio.

#3 Amigos

Por supuesto, cuando se viaja, todo el mundo echa de menos a sus amigos.

Pero cuando echo de menos vivir en Londres, también echo de menos a las personas que me importan.

Al ser un n√ļcleo tan central dentro del Reino Unido, casi todos mis amigos del colegio y la universidad residen ahora en esta enorme ciudad.

Eso significa que si quiero estar cerca de la mayoría de la gente que conozco en el Reino Unido, Londres es el lugar. Es el epicentro de las oportunidades de estudio, experiencia y trabajo; es el lugar para crear tu propio trabajo si no encuentras nada que te guste.

Esto atrae a la gente y me pregunto si está empezando a atraerme a mí también.

Despu√©s de tantos a√Īos huyendo de trabajos responsables, ¬Ņme siento extra√Īamente atra√≠do de nuevo por esta forma de vida?

#4 Pueblo Peque√Īo, Gran Ciudad

Una de las cosas que más echo de menos de vivir en Londres es la sensación de grandeza de la ciudad.

Recuerdo cuando volv√≠a en autob√ļs de Hackney a Lewisham.

Pas√°bamos por el Puente de Londres y, desde la ventana del √ļltimo piso, se extend√≠a ante nosotros todo el T√°mesis: las luces nocturnas del Southbank, centrado en la cultura, brillando art√≠sticamente a lo largo de todo el camino hasta los majestuosos s√≠mbolos del Parlamento y el Big Ben.

No importaba cu√°nto tiempo viviera en Londres, siempre me sorprend√≠a que esta vista, como algo salido de la televisi√≥n o de las noticias, se convirtiera en el paisaje de mi viaje vespertino al trabajo con un billete de autob√ļs de 1,20 libras.

Pero al mismo tiempo que Londres es emblem√°tica, grandiosa y se√Īorial, tambi√©n est√° llena de pueblecitos tranquilos.

Peque√Īos y discretos n√ļcleos de vida comunitaria, que conforman los distintos c√≥digos postales de esta populosa ciudad, se unen para crear el rico tapiz de su identidad.

La diversidad es el corazón de Londres, su fuerza y su originalidad.

Es un faro de nuestro mundo globalizado del siglo XXI. Desde los bellos pueblecitos de Walthamstow y Crouch End, en el norte, hasta los enclaves crudos y arenosos de Deptford y Peckham, en el sur, Londres es una gran ciudad de peque√Īas aldeas.

Es la forma en que estas peque√Īas bolsas de vida cotidiana normal se sit√ļan en un mapa de gran importancia hist√≥rica, pol√≠tica y global lo que crea la energ√≠a palpitante de la ciudad.

Esta rica estratificación es una de las principales razones por las que echo de menos vivir en Londres.

#5 Vibración

Lo siento, Australia, pero despu√©s de pasar dos a√Īos de verano permanente en Australia, siento que algo en m√≠ pide a gritos volver a formar parte de una energ√≠a urbana m√°s en√©rgica, grande, mala y fea.

Sydney es divertida, pero demasiado llamativa.

Melbourne tiene tierra, pero es demasiado mansa.

Adelaida es demasiado limpia y Brisbane demasiado estirada.

No, si voy a volver a vivir en una ciudad, ¡parece que debería recorrer todo el camino hasta casa!

Lo que echo de menos de vivir en Londres es esa energ√≠a enloquecida y fren√©tica, esa sensaci√≥n de estar al l√≠mite, en el l√≠mite, de formar parte de algo, de alg√ļn lugar que te proporciona.

Londres es un lugar donde las cosas nacen, crecen y mueren muy deprisa, donde se hacen noticias y se olvidan al día siguiente, donde los amigos son desconocidos y los desconocidos son amigos y donde todo lo llevan todos y nadie a la vez.

Londres es creada por sus habitantes, pero también parece existir como una entidad aparte de ellos, incluso sin ellos.

Echo de menos vivir en una ciudad que ya casi se ha convertido en su propio ser, una máquina en sí misma que se arrastra, palpita, respira con fuerza y palpita con electricidad.

Irónicamente parece que, en realidad, es el monstruo de Londres el que

¬°He venido a echar de menos!

√Čstas son las razones por las que echo de menos vivir en Londres.

No digo que vaya a volver ma√Īana …., ¬°pero es bueno mantener abiertas las opciones!